• No disminuyen los eventos cardíacos adversos en pacientes revascularizados tratados con dosis de carga alta de Atorvastatina

    On: 9 abril, 2018
    In: Cardiología Clínica
    Views: 227
     Like

    Un paper recientemente publicado por JAMA demostró que en pacientes tratados con PCI y/o CABG que presentaban síndromes coronarios agudos la incidencia de eventos no disminuyó a 30 días con respecto al grupo placebo.

    Se trató de un estudio extenso randomizado y multicéntrico realizado en Brasil en pacientes sometidos a un procedimiento de revascularización.

    Abstract

    IMPORTANCE:

    The effects of loading doses of statins on clinical outcomes in patients with acute coronary syndrome (ACS) and planned invasive management remain uncertain.

    OBJECTIVE:

    To determine if periprocedural loading doses of atorvastatin decrease 30-day major adverse cardiovascular events (MACE) in patients with ACS and planned invasive management.

    DESIGN, SETTING, AND PARTICIPANTS:

    Multicenter, double-blind, placebo-controlled, randomized clinical trial conducted at 53 sites in Brazil among 4191 patients with ACS evaluated with coronary angiography to proceed with a percutaneous coronary intervention (PCI) if anatomically feasible. Enrollment occurred between April 18, 2012, and October 6, 2017. Final follow-up for 30-day outcomes was on November 6, 2017.

    INTERVENTIONS:

    Patients were randomized to receive 2 loading doses of 80 mg of atorvastatin (n = 2087) or matching placebo (n = 2104) before and 24 hours after a planned PCI. All patients received 40 mg of atorvastatin for 30 days starting 24 hours after the second dose of study medication.

    MAIN OUTCOMES AND MEASURES:

    The primary outcome was MACE, defined as a composite of all-cause mortality, myocardial infarction, stroke, and unplanned coronary revascularization through 30 days.

    RESULTS:

    Among the 4191 patients (mean age, 61.8 [SD, 11.5] years; 1085 women [25.9%]) enrolled, 4163 (99.3%) completed 30-day follow-up. A total of 2710 (64.7%) underwent PCI, 333 (8%) underwent coronary artery bypass graft surgery, and 1144 (27.3%) had exclusively medical management. At 30 days, 130 patients in the atorvastatin group (6.2%) and 149 in the placebo group (7.1%) had a MACE (absolute difference, 0.85% [95% CI, -0.70% to 2.41%]; hazard ratio, 0.88; 95% CI, 0.69-1.11; P = .27). No cases of hepatic failure were reported; 3 cases of rhabdomyolysis were reported in the placebo group (0.1%) and 0 in the atorvastatin group.

    CONCLUSIONS AND RELEVANCE:

    Among patients with ACS and planned invasive management with PCI, periprocedural loading doses of atorvastatin did not reduce the rate of MACE at 30 days. These findings do not support the routine use of loading doses of atorvastatin among unselected patients with ACS and intended invasive management.

    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29525821

     

    Read More
  • El riesgo/beneficio del uso de Inhibidores de la glicoproteína IIb/IIIa en pacientes con SCA y PCI.

    On: 21 octubre, 2015
    In: Cardiología Intervencionista, Emergencias, Investigación
    Views: 961
     Like

    En estos días se publicó en JACC Cardiovascular Interventions un excelente trabajo en donde se estudió el uso de los inhibidores IIb/IIIa (GPI) durante la angioplastia (PCI) en la práctica diaria. Los autores, David M Safley, Lakshmi  Venkitachalam, Kevin F Kennedy y David J. Cohen, analizaron el registro nacional de datos cardiovasculares de Estados Unidos, el CathPCI Registry, para evaluar la asociación entre el uso de GPI y los resultados de PCI en pacientes con síndromes coronarios agudos (SCA). El objetivo primario fue conocer la incidencia de mortalidad durante la hospitalización.

    De los mas de 970 mil pacientes incluidos en la base de datos durante julio de 2009 a septiembre de 2011, 326283 (33.6%) recibieron GPI en el contexto de una PCI como estrategia para el tratamiento de un SCA. Luego de identificar potenciales bias realizaron un análisis de regresión logística multivariado y de propensión y concluyeron que el uso de GPI se asoció con una disminución en la mortalidad, riesgo relativo de 0.90 (95% CI: 0.86 to 0.95) y un aumento en el sangrado (RR del score de propensión: 1.83, 95% CI: 1.74 to 1.92). El análisis de los subgrupos demostró una disminución del riesgo de padecer un infarto con elevación del ST, y de la mortalidad en pacientes de mayor riesgo en aquellos pacientes que recibieron los GPI.

    Si bien la relación entre la disminución de la mortalidad y el uso de GPI es conocida, este estudio con casi 1 millón de pacientes muestra el modo en el cual se utilizan los GPI en la práctica habitual (1 de cada 3 pacientes con un SCA). Los GPI disminuyen la mortalidad, sobre todo en pacientes de alto riesgo, a costas de aumentar el sangrado (objetivo secundario del trabajo). El acceso radial y la utilización limitada al laboratorio cardíaco de los GPI pueden mitigar este riesgo de sangrado, mejorando el riesgo/beneficio de la estrategia en pacientes tratados con síndromes coronarios agudos tratados con PCI.

    Read More
  • Las mujeres con diabetes tienen mayor riesgo de padecer un infarto – además de ser tratadas mas tarde.

    mujeresEs conocido que la diabetes mellitus es un importantísimo factor de riesgo que aumenta de manera significativa la probabilidad de padecer enfermedades cardiovasculares y numerosas terapias y enfoques médicos están dirigidos a este especial grupo de pacientes. Ahora, dos estudios presentados durante un meeting de la Asociación Europea de Diabetes en Estocolmo éste 15 de septiembre traen información adicional. El primero, un extenso registro,  concluyó que las mujeres diabéticas tienen mayor riesgo de padecer internaciones por un infarto con elevación del ST (STEMI) en comparación con los hombres. El estudio evalúo a los habitantes de la Toscana italiana durante los años 2005 a 2012, analizando variables como hospitalización, stroke isquémico, STEMI e insuficiencia cardíaca en hombres y mujeres, y el aumento de la incidencia de éstas variables con respecto a la diabetes y la edad. Para ello analizaron a un total de 3.192.203 individuos mayores de 16 años (47% varones), de los cuales mas de 24.000 fueron hospitalizados por un STEMI. De ellos, el doble eran mujeres (16.251 vs 8354), mas de 26 mil por stroke isquémico y 17 mil por insuficiencia cardíaca congestiva. Luego de ajustar variables como edad y riesgo atribuible a la diabetes los autores encontraron que las mujeres  tuvieron un aumento de riesgo de hospitalización significativamente mayor al de los hombres (2.63 vs 1.96, un incremento del riesgo relativo del 24% en mujeres) y similares resultados al comparar hospitalización por stroke isquémico o falla cardíaca.

    El segundo estudio presentado en el mismo meeting provino de China y sus autores concluyeron que las mujeres diabéticas tienen 40% mas riesgo de padecer un síndrome coronario agudo (SCA) mas que los hombres. Para este análisis, los autores del Hospital ZhongDa de la Universidad del Sudeste de Nanjing, realizaron una revisión sistemática de 19 estudios (casi 11 millones de pacientes). El autor principal, Xue Dong, MD, indicó que el riesgo asociado a padecer un SCA de las mujeres diabéticas fue de 2.46 en comparación con 1.68 de los hombres.

    Estos relevantes datos son de enorme importancia, teniendo en cuenta que las mujeres, diabéticas o no, tienen mayor mortalidad a largo plazo luego de padecer un infarto – comparadas con los hombres – tal cual aparece publicado en el estudio de Giustino y colaboradores del American Journal of Cardiology de septiembre de 2015. Los autores evaluaron el impacto de la presentación clínica en el resultado a largo plazo de mujeres tratadas con angioplastia con stent con droga (DES) y reconocieron el aumento de la mortalidad al seguimiento lejano en éstas pacientes.

    Por otro lado, un metanalisis publicado en el Intrenational Journal of Cardiology indica que las mujeres tienen mayor riesgo de mortalidad a corto plazo luego de una angioplastia primaria por un STEMI comparadas con los hombres. Resultados similares se presentaron en el mes de Junio en el Journal Womens Health.

    Los motivos de este aumento en la mortalidad pueden deberse a varios factores,entre los cuales se destaca que la forma de presentación clínica difiere a la de los hombres, provocando muchas veces una demora en el acceso al tratamiento, como lo indica este paper publicado en el International Journal of Cardiology en enero de éste año.

    Read More